¿Qué sabes realmente sobre virus y troyanos? ?>

¿Qué sabes realmente sobre virus y troyanos?

Prácticamente cualquiera que utilice un ordenador tiene problemas con ellos: spam y virus. Todo el mundo los conoce, todo el mundo los teme. Pero, ¿cuánto saben realmente los usuarios acerca del tema? ¿Se limitan a dejar que su filtro spam funcione para protegerles de las amenazas del correo electrónico y esperan que identifique cada una de ellas o realmente conocen la materia?

La realidad es inquietante: Muchos usuarios desconocen lo más esencial sobre la protección activa contra el spam y los virus. La principal regla al respecto es no divulgar la dirección de correo electrónico en internet sin control, aunque, por desgracia, demasiadas personas sigan haciéndolo todavía. La consecuencia: Los spammer rebuscan direcciones de correo electrónico en la red —de manera bien calculada y automática mediante los denominados harvester— que puedan utilizar para llenar de basura con montones de spam. Una vez que la dirección de correo electrónico haya caído en manos de los spammer será difícil hacer algo contra el spam ya que, por lo general, será demasiado tarde. La única vía para poder volver a usar el correo sin recibir spam será crear una nueva dirección de correo electrónico.

¡Pero también hay que tener la máxima precaución con aquellos correos cuya procedencia no tengamos muy clara! No es infrecuente que los ciberdelincuentes se hagan pasar por bancos, asociaciones de utilidad pública u organizaciones similares con el fin de hacer creer al usuario que se trata de un asunto serio. Pero si el intrigado destinatario abre el anexo que acompaña al correo, con frecuencia este contendrá virus y programas maliciosos.

Si bien los trucos del ciberestafador son algo insólitos, con ciertos conocimientos previos y algo de práctica, normalmente resulta sencillo descubrirlos y se puede volver a respirar tranquilo mientras se usa el ordenador.…

El avance tecnológico, ¿pone en peligro los puestos de trabajo? ?>

El avance tecnológico, ¿pone en peligro los puestos de trabajo?

Conducción autónoma, drones o inteligencia artificial: todo ello son conceptos que hacen asomar gotas de sudor a la frente de muchos trabajadores. Ya que, a muchos trabajadores, la progresiva digitalización no les provoca alegría por el avance tecnológico, sino más bien temor por el propio empleo.

Si damos credibilidad a un estudio de la universidad de Oxford, en un futuro casi uno de cada dos empleos estará en peligro. Y aunque ahora pudiera argumentarse que con la llegada de otras épocas, como la industrialización, también se presupusieron escenarios de horror semejantes, los investigadores creen que ahora podría ser diferente. Es una cuestión de desmaterialización. Ahora los procesos laborales están cada vez más digitalizados y para los servicios sencillos se utiliza una simple aplicación.

No obstante, hay que tener en cuenta que a finales de los años 70, cuando los primeros ordenadores hicieron su entrada en las oficinas del mundo, ya se sospechó que las oficinas sin papeles estaban al alcance de la mano. Pero la realidad fue distinta y, hoy en día, seguimos imprimiendo nuestra documentación. Hasta los faxes, que algunos habían dado por muertos, todavía pueden encontrarse en alguna que otra empresa, aunque la mayor parte de ellos estén en una esquina cubiertos de polvo. Según eso, la digitalización también podría tener lugar mucho más lentamente de lo que suponemos.

Kodak, el que fuera el gigante de la fotografía, es la mejor prueba de lo que podría pasar en el peor de los casos: De los 145 000 empleados que tenía en su época de auge, hoy en día siguen trabajando 3000.

Así es que tenemos que estar atentos a lo que nos deparen los avances tecnológicos. El margen de fluctuación va desde la maldición a la bendición,… o ambas.…

Drones logísticos – ¿Para qué sirven los repartidores digitales de paquetes? ?>

Drones logísticos – ¿Para qué sirven los repartidores digitales de paquetes?

Muchos se mofaron como si fuera un gag de relaciones públicas y para otros se trata de un proyecto megalómano: se trata de la prueba de drones para el reparto de paquetes que el grupo estadounidense Amazon está efectuando actualmente.

En realidad, se trata de un proyecto muy bien pensado. De hecho, Amazon ya está alardeando de algunas funciones muy interesantes. Por ejemplo, en breve será posible realizar un pedido completamente a través de una aplicación —eso ya es posible, dirán muchos—, pero esperad: La aplicación localiza con toda precisión la ubicación, de manera que, en algunos casos, sería posible realizar la entrega en mano en muy poco tiempo. Da igual que uno esté en el parque municipal o en casa de unos amigos: la entrega podrá efectuarse en cualquier lugar. Pero eso no es todo: el gigante del comercio electrónico afirmó que los drones también se comunicarán entre ellos. Por ejemplo, intercambiarán su ubicación y las condiciones meteorológicas con el fin de aumentar la eficiencia de las entregas.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses de aviación carecen de visión de futuro. Hasta el momento han denegado a Amazon el uso de drones de reparto y la empresa de venta online solo puede probarlos bajo unas condiciones muy estrictas. Actualmente, las autoridades están trabajando en el correspondiente proyecto de ley, pero aún puede pasar mucho tiempo hasta que se apruebe y la tecnología dron esté lista para su uso comercial.

Los mensajeros deberían alegrarse: de momento su puesto de trabajo está asegurado.…